Noticias de interes

LIBROS CONTABLES DIGITALES

La tecnología ha tomado de la mano a la humanidad llevándola hacia un futuro que hasta hace muy poco tiempo parecía de película de ciencia ficción y hoy es parte de nuestra realidad.


Uno de los cambios tecnológicos que se nos ha presentado es la posibilidad de llevar los libros contables en papel a digitales, es decir dejar de lado esos pesados libros de tapa dura, que ocupaban un espacio considerable en los estudios contables y reemplazarlos por una carpeta en el escritorio de una computadora.

El libro digital trae aparejado, un cambio de mentalidad tanto para el contador como para el cliente, en materia de seguridad como método de almacenamiento y de los cambios que trae aparejado en materia de normas de la profesión contable. El legislador debe acompañar el cambio y brindar las herramientas adecuadas para brindar una correcta cobertura jurídica en materia de derechos y obligaciones a las partes involucradas.

El Poder Ejecutivo ha promulgado el DNU 27/2018, dando la opción a las empresas ya constituidas de pasar de los libros contables en papel a los libros digitales. Un primer paso fue dado por la ley 27.349 que creo las nuevas Sociedades Por Acciones Simplificadas, las cuales tienen la obligación de llevar todos sus libros en formato digital. Aclaramos que aun la Inspección General de Justicia (C.A.B.A) no ha reglamentado el trámite del pasaje de libros en papel a libros digital para el resto del universo societario.

BENEFICIOS DE LOS LIBROS DIGITALES

Analicemos un poco los beneficios que trae el paso a digital de los libros contables:

1)    Costo de compra y rubrica: No hay costo de compras de libros ni de rubrica ya que la misma es reemplazada por un resguardo en forma cronológica y en formatos inalterables. Se guarda la información en PDF al cual se le da un tratamiento con una aplicación que se encuentra en la página de Ministerio de Modernización, dando por resultado un código Hash, que es simplemente un código de seguridad que permite cotejar cualquier archivo digital con el asentado en el registro oficial.

2)    Almacenamiento: Se elimina el espacio físico de almacenamiento para llevarlo a la nube. En nuestro país se exige que los archivos que componen al libro contable digital tengan tres copias, una en la empresa, otra en el estudio contable y una tercera en la nube. El código civil y comercial deberá aggionarse a esta nueva metodología de registración, dándole otro sentido a los 10 años de conservación de la documentación comercial.

 

3)    Mayor seguridad: Como lo expresamos en el punto 1, a los libros contables digitales se le aplica el código hash para brindarle seguridad, blindando los libros contra robos, siniestros y cualquier otro tipo de vulnerabilidad que pudieran sufrir.

 

FIRMA DIGITAL

La firma digital es otro ingrediente importante del entramado de los libros digitales, la ley de SAS exige que el libro de actas lleve la firma digital del representante legal.

Pero la pregunta es ¿cómo se obtiene la firma digital? Hay varias formas una es en el Ministerio de Modernización llevando una notebook donde se le da asiento a la firma digital, lo cual implica que para poder usarla debe siempre utilizar la misma máquina. Hay otra forma de obtenerla, tiene un costo perol resulta más práctica. Contratar una de las empresas que las comercializa, donde se le da al cliente un token, el cual puede trasladar de una forma más cómoda cumpliendo la misma función, este último método tiene un costo que ronda los U$ 80. En ambos casos la vigencia es de un año.

 

CONCLUSIONES

No podemos evitar el irrefrenable avance del progreso, todo cambio implica una superación personal de resistencia al mismo. Somos habitantes del siglo XXI y no podemos quedarnos en la frase todo lo pasado fue mejor, porque no es cierto.

Los contadores argentinos estamos acostumbrados al cambio no porque tengamos una personalidad diferente al resto de los mortales sino que padecemos cada cambio que surge con los diferentes gobiernos de turno, por lo cual a los libros contables digitales, debemos tomarlos como algo saludable, que agiliza nuestro trabajo y reduce costos para el cliente, haciendo la actividad económica un poco más rentable y destrabando la burocracia que complica cualquier emprendimiento que se intente llevar a cabo.