Noticias de interes

Evolución de las franquicias en los últimos años

Las franquicias en Argentina cuentan con más de 25 años, lo que habla de un sistema maduro que ha pasado por todas las etapas de desarrollo


Nació con la venida de las “Fast Food americanas” en los 90 y desde esa época empezaron a aplicarlo grandes empresas de nuestro país. El cambio de milenio y el colapso de la economía del 2001, obligó a muchas empresas extranjeras a irse, pero ya convencidos que el franchising era el mejor modelo de expansión comercial, las nacionales empezaron a ocupar terreno, llegando a ser uno de los países donde el sistema cuenta con el mayor porcentaje de empresas nacionales que extranjeras, hoy más del 90% son empresas argentinas.

Los números del franchising en Argentina hablan de más de 700 empresas que aplican el sistema, ellas pertenecen a más de 70 rubros de actividad y poseen más de 30.000 franquiciados. Su facturación representa un poco más del 2% del PBI. Es el tercer país en Latinoamérica, después de Brasil y México por cantidad de franquicias. Desde hace más de 7 años el sistema crece por encima del 10% anual, obviamente muy superior al crecimiento del PBI argentino.

A partir del 2010 empezó la expansión fuerte hacia el interior del país, después de casi haberse saturado por parte de ciertos rubros (cafeterías, indumentarias y otros) la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires. Primero se extendió a las capitales de provincias más grandes y hoy, si hay ciudades de más de 100.000 habitantes, ya es factible pensar en que puede recibir una franquicia. También empezaron a surgir las franquicias del interior que crecieron inicialmente en forma local y en sus provincias limítrofes, para durante estos años llegar a Buenos Aires, sobre todo las cordobesas y algunas mendocinas.

Pero lo más sorprendente es que lideramos las exportaciones de franquicias en Latinoamérica, con 160 marcas que internacionalizaron sus conceptos a través de más de 1100 puntos de venta. Empresas como Havanna, Freddo, La Martina, Pronto Wash y un sin número de marcas de indumentaria. 

Recientemente ocurrieron cambios significativos como fue la legislación de la franquicia en el marco del nuevo Código Civil Unificado, que traerá aparejado más institucionalización al sistema, más transparencia e independencias de las partes. Al margen de regular quienes pueden ser franquiciantes, también los legisla sobre los derechos y deberes de las partes. 


Los cambios que se dieron en el retail 

Es indudable que los negocios en red son los que a la larga triunfarán, sean estos a través de locales propios o de terceros. Quien visualiza los locales de los shopping o las grandes avenidas comerciales, encontrarán casi las mismas marcas, lo propio está pasando con los supermercados, las tiendas de conveniencia y el retail en general. En este sentido, llamamos a las franquicias como las primas hermanas de los centros comerciales, estos necesitan marcas y ellas inversores para explotarlas, el vínculo se genera a través del franchising, sobretodo en el Interior del país, ya que permite crecer con capital y gestión de terceros.

Los cambios que se están produciendo en los últimos tiempos hablan que los mismos industriales y/o productores quieren llegar directamente al público, evitando las intermediaciones y así poder transmitir el ADN de sus marcas y productos a los propios consumidores en forma directa. Nuevamente, después de abrir sus tiendas, recurren al mejor y más aplicado sistema de expansión comercial en el mundo entero: la franquicia. 

Por otro lado, los que decidieron abrir sus tiendas propias se encontraron hoy con el peso de la propia actividad del retail, alquileres altos, costos elevados de la mano de obra, la falta del ojo del dueño, entre otros, todos factores que llevaron a otra novedad en el sistema: el Re Franchising, que consiste en franquiciar sus locales propios. 

Distintos cambios fueron produciéndose con el devenir del tiempo, start up de franquicias individuales, franquicias córner, franquicias de conversión, islas, góndolas, master franquicias regionales, desde las grandes que abarcan toda Latinoamérica hasta las master franquicias regionales, como por ejemplo las abarcativas de todo el NOA, franquicias ambulantes como los catering, carritos o lo que ya está llegando: los food truck.

Por último, y a modo de tendencia: Los negocios de franquicias están sufriendo una transformación pasando del consumo a la experiencia, está yendo de las franquicias de producto a las franquicias de conceptos, donde pesa más el concepto de negocio que los productos que comercializa


Carlos Canudas 
La franquicia es un buen negocio