Noticias de interes

El arte y las franquicias ¿Negocio o método para expandirse?

Si hablamos de arte hablamos de los museos que lo albergan. ¿Podemos hablar de franquicias en éste ámbito?


Los más grandes museos del mundo tienen sus franquicias. Y estamos hablando del Guggenheim de Nueva York, el Louvre y el Pompidou de París y el Hermitage de San Petersburgo.

El primer Guggenheim fuera de Nueva York nació en Venecia, con la colección de Peggy Guggenheim que albergaba en el Palacio Venier y luego donó (la colección y el palacio) al museo. Si bien el nexo fueron los lazos familiares entre Peggy y Solomon Guggenheim, no sería la primera franquicia que se origina de esta manera (pensemos en cuantas franquicias se originan por la apertura de nuevos locales de una marca que pertenecen a miembros de una misma familia). Más tarde abrió el Guggenheim de Bilbao que, además, contribuyó a transformar un puerto industrial en un centro turístico.

El Louvre con su apertura en Lens (cercana al límite con Bélgica), también originó una transdformacion parecida: la región que tenía una tasa de desempleo del 16% atrajo en su primer año de vida casi 900.000 visitantes.

Un poco más al sur de Francia, donde limita con Alemania, Bélgica y Luxemburgo, en Metz el Pompidou tiene una sede que, fuera de París, es la institutción cultural más visitada del país.

En Abu Dhabi recalaron el Guggenheim y el Louvre con obras arquitectónicas monumentales. Pero en España es donde encontramos en este sentido el mayor movimiento: tienen su sede el Guggenheim en Bilbao, el Pompidou en Málaga y el Hermitage planea una apertura en Barcelona. Y por otro lado el Museo del Prado, aunque no tiene franquicias, exporta su marca a través del programa "Prado Internacional" y mueve sus obras dentro de España con el "Prado itinerante"

Nos encontramos hablando ahora de otor tipo de franquicias, la de las exposiciones. El primero en hacer esto fue el Smithsonian que ofrece a otros museos diversas exposiciones, detallando en su oferta además del precio (con todos sus costos de traslado, seguro, etc), el público al que va dirigida y todos sus datos de mercado necesarios para asegurar el éxito y la amortización del costo de la muestra.

Las galerías de arte, por ahora, abren "sucursales", aquí tenemos el ejemplo de Zurbarán que tiene salas en Pilas, Bariloche y Santa Fé. Seguramente en algún momento hablaremos de las franquicias de galerías de arte o por lo menos utilicen su método.

Pero, ¿Qué es lo que mueve al arte a generar estas expansiones? La realidad es que el mercado del arte mueve cada vez más dinero y los costos para los museos son cada vez mayores lo que los lleva a la necesidad de generar nuevas fuentes de ingreso además del tema económico-financiero está la necesidad de rotación de los recursos ociosos. que las obras de arte no permanezcan almacenadas por falta de espacio de exposición, entonces, a la exposición permanente se le suman muestras temporales que hacen que el público se vaya renovando al generar nuevos atractivos para su captación.

¿Podemos decir que son franquicias? Si lo que se brinda además de la marca (el nombre del museo) es la distribución del producto (obras de arte), el know how y la asistencia, no cabe duda acerca de su definición. Más allá de las definiciones lo que se busca es que el arte llegue cada vez a más gente, más allá de las fronteras, o sea su globalización, que el arte sea un motor generador de turismo y resulte también atractivo para lograr un aumento de benefactores.