Noticias de interes

50 años de Momentos Felices Bahillo

Trabajo en equipo, excelencia en servicio, calidad superior y todo pensado para disfrutar de los más ricos productos.


Bahillo llega a sus primeros 50 años en el mercado, años en los que ha marcado tendencia y en los que ha sido parte de la historia de muchos entrerrianos. En octubre se cumplen 50 años de la apertura de la primera heladería en 1966, aunque la historia de esta empresa familiar inició mucho antes. Todo comenzó cuando Alberto José Bahillo -nacido en 1928, en Rojas, Provincia de Buenos Aires- con tan solo 14 años comenzó a trabajar como pastelero en una panadería local y luego, con la mayoría de edad, se va a trabajar a Buenos Aires en las famosas Confiterías París y El Águila, y en los Hoteles Huemul en Bariloche y Dorá en Mar del Plata. Fue ahí donde fue adquiriendo todo el conocimiento para convertirse en empresario independiente, actividad que inicio en su ciudad natal por el año 1955, y que trasladó a Gualeguaychú cuando se enamoró de su mujer y compañera en esta aventura.

En 1966 abrió su primera heladería en Gualeguaychú con el objetivo de elaborar productos de excelencia, mediante un cuidadoso proceso de selección de materia prima y recetas exclusivas. En un principio se elaboraron ocho sabores de helado, pero pronto se comenzó con la elaboración de repostería fina y alfajores para poder trabajar durante todo el año. 

Bahillo fue y es parte de la historia de la ciudad de Gualeguaychú por muchos motivos. Más allá de los años de inversión y crecimiento en la ciudad, hubo hitos que hacen que sea una marca reconocida por grandes y chicos; como cuando instaló -en 1968- al lado de su local de la Costanera de Gualeguaychú una calesita, lo que motivó a miles de familias el paseo obligado de los fines de semana. 

Con los años fue diversificando sus productos pero también la presencia en distintas ciudades de la provincia de Entre Ríos. Bajo la misión de “producir, distribuir y comercializar helados, postres y productos de repostería, con responsabilidad social hacia la comunidad y nuestros trabajadores; y con la calidad y servicio requeridos por nuestros clientes y consumidores, con el fin de obtener un liderazgo creciente en el mercado y potenciar la rentabilidad y el patrimonio de la empresa en el largo plazo” fue creciendo y expandiéndose por la Provincia de Entre Ríos y también en los años ’80 llegó a Capital Federal, donde por 15 años se atendió a un público muy exigente, que al día de hoy recuerda la marca. 

Actualmente se fabrican artesanalmente más de 50 sabores de helados, tortas, tartas, bombones helados, postres y alfajores.

Hoy Bahillo cuenta alrededor de 100 empleados y con locales en Paraná, Concordia, Gualeguaychú, Concepción del Uruguay, Colón, Urdinarrain, Federación; y recientemente se lanzó al mercado de las franquicias para que más personas puedan disfrutar día a día de sus productos.

Han sido 50 años de crecimiento, con momentos mejores que otros, pero siempre entregando lo mejor para que cada consumidor disfrute de los productos con la excelencia en calidad y servicio que merece. Medio siglo de trabajo y traspaso de conocimiento de generación en generación. 50 años de esta historia familiar, que supo ganarse el corazón y paladar de miles de argentinos,  y que sigue y seguirá presente en este mercado tan competitivo no sólo por la excelencia en sus productos sino también por trabajar bajo sus valores corporativos y brindando Momentos Felices