Noticias del Estudio

Motivación: ¿Cómo usarla para incrementar el rendimiento laboral?

Los comienzos de un nuevo trabajo siempre rebozan de alegría y entusiasmo. Pero a medida que la rutina avanza, los empleados van mostrando signos de desmotivación que puede dar lugar a la perdida de interés por las tareas y bajo rendimiento, repercutiendo en la vida laboral y personal.


Es importante que los trabajadores puedan encontrar su punto de motivación laboral para que puedan desempeñar su puesto con idoneidad, pero especialmente que puedan convertir conflictos y episodios adversos en verdaderas oportunidades.

Para poder estar alineados a objetivos personales y organizacionales, lograr éxito en nuestras tareas y hacer nuestro trabajo con responsabilidad es necesario lograr motivación. Por ello recomendamos una serie de estrategias:

  • Fijar metas a corto y largo plazo e ir renovándolas: Establecer objetivos laborales es importante para delimitar los plazos de acción e ir tras ellos elaborando un plan. A medida que cada meta se concreta la motivación aumenta. Es importante fijar metas alcanzables pero que presenten un desafío para quien realice las tareas.
  • Incentivar el aporte ideas propias a los proyectos de la empresa: Cuando la tarea desempeñada no coincide con las expectativas personales o con los intereses reales suele generar desmotivación. Por ello es importante escuchar a los empleados para que  propongan actividades, formas de realizar tareas o simplemente participando activamente no solo es una fuente para lograr satisfacción del empleado sino también puede aumentar la eficiencia en algunos procesos.
  • Revisar aquello que genera desmotivación: Evaluar las causas de aquello que no produce tanto placer laboral es el primer paso para poder revertirlo. Sean cuales fueran, reconocerlas permitirá la posibilidad de cambio.
  • “Nos equivocamos”: Cuando se plantean los logros o fracasos laborales de un determinado sector, es importante referirse a los mismos como un equipo, utilizando la palabra nosotros, esto hará que los empleados tengan un sentido de pertenencia hacia la empresa, no se vean frustrados, aunque es importante que cada uno tome conciencia de sus responsabilidades y desempeño.
  • Tener un tiempo para “desconectarse”: Durante la jornada laboral, es obligatorio que los empleados gocen de un tiempo para descansar/almorzar.  Proporcionar un ambiente de relax y comfort para los empleados donde puedan distenderse dentro de la empresa permitirá retomar energías para encarar la segunda mitad de la jornada laboral.